Entrenar el agradecimiento

Os recomiendo entrenar el agradecimiento. La idea es que sistemáticamente, cada día, dediquemos unos minutos a pensar en todo aquello por lo que puedo estar agradecido. Pronto descubriréis que con este ejercicio se obtienen resultados positivos desde el primer momento.

 

Pero para hacer más operativa y práctica mi recomendación voy a experimentarla por escrito y para vosotros, y así os comunico los resultados que yo mismo obtengo.

Continúa leyendo Entrenar el agradecimiento

Cuidar el entorno de una relación o encuentro

[Antes de nada, permitidme recordaros que este artículo está relacionado con el anterior, al que accedes desde aquí.]

Estoy aquí, en el entorno en que me desenvuelvo ahora (vale cualquier lugar)… A mi alrededor hay música, ruido de personas que conversan despreocupadas de mi presencia, con una buena temperatura, una postura cómoda al estar sentado, una determinada luz que incide en la pantalla del ordenador…

Un ambiente propicio y agradable facilitará los encuentros

En los diferentes encuentros es importante cuidar el entorno en el que se desenvuelven puesto que las condicionan, las afectan y modifican. Muchas veces las cosas pueden suceder o no entre unas personas y otras gracias a que la relación se vive en un determinado entorno; en otros casos, lo que podría suceder deja de ocurrir porque en ese lugar no es posible que suceda eso y por tanto sucede otra cosa. Continúa leyendo Cuidar el entorno de una relación o encuentro

Dar tiempo a cada relación

Cuando hablamos de relaciones personales importa tanto el motivo que nos relaciona como el modo en que vivimos esa relación. Estoy pensando en todo tipo de relaciones, entre padres e hijos, familiares (primos, tíos, hermanos, familia política…), de pareja, profesionales, de amistad u otras.

Cuando experimentemos dificultades en las relaciones personales acudamos a cuidar mínimamente los siguientes aspectos:

El tiempo, el lugar y nuestra actitud personal. Continúa leyendo Dar tiempo a cada relación

Lecciones de un niño: Sueña y sé feliz

img_79511p
Extracto del ejercicio de Bernabé, alumno de 5º de Primaria

“Pregunta del profesor: La lectura nos muestra a una niña feliz a pesar de su pobreza. ¿Qué crees que es necesario en la vida para ser feliz?

Respuesta: En la vida, para ser feliz no hay que ser rico. Para mí, para ser feliz hay que disfrutar de todo lo que dispones (tu abuelo algún día no estará contigo). Pienso que el amor es muy importante. La vida es una, hay que disfrutar al máximo. La vida no termina hasta que te rindes (dejas de soñar). Para mí eso es lo más importante.” Continúa leyendo Lecciones de un niño: Sueña y sé feliz

Emociona tu respuesta (tu autoestima te lo agradecerá)

Algunas veces recuerdo como, cuando estudiaba, el profesor nos pedía “justifica tu respuesta”, al proponernos algunos ejercicios… Hoy sigo pidiendo a mis alumnos “justifica tu respuesta” cuando en alguno de esos ejercicios deseo que elaboren argumentos acerca del asunto del que estemos tratando.

Una simple palabra puede hacernos sentir mejor: No justifiques tu respuesta, ¡emociónala!
Una simple palabra puede hacernos sentir mejor: No justifiques tu respuesta, ¡emociónala!

Y no se por qué arte de pensamiento rumiante esa expresión me venía a la cabeza una y otra vez desde hace unos días: Justifica tu respuesta, justifica tu respuesta… ¿Qué le pasa a mi cerebro? ¿A qué viene tanta insistencia? Continúa leyendo Emociona tu respuesta (tu autoestima te lo agradecerá)