Cuatro sucesos, cuatro deseos… De psicología práctica y autoestima

Ayer fue un día, como tantos otros, lleno de sucesos sorprendentes y maravillosos de los que pude sentirme parte integrante. Ayer no pasé por la vida distraídamente, sino que la disfruté, la sentí, la viví con conciencia de la experiencia en la que estaba inmerso en cada momento. De entre todos los sucesos maravillosos quiero destacar varios de ellos, que cómo no, me llevaron a pensar en su ‘traducción’ como ejemplos de Psicología Práctica y Autoestima, entendida ésta como la creencia firme en aquello que hacemos, en la voluntad ayudar a otros al compartir gustosamente experiencias y saberes:

La portada de nuestra FanPage, donde la Psicología Práctica es la gran protagonista
La portada de nuestra FanPage, donde la Psicología Práctica es la gran protagonista

El primero. Muchas personas estáis apoyando ya con vuestros “Me Gusta” y con vuestra lectura el trabajo que estamos haciendo en Perssonal.es y en nuestras Redes, tanto en Facebook, como Twitter e incluso Instagram. La cascada se desencadenó a última hora de la mañana y continuó durante la tarde. ¿Qué aprender? Deseamos trabajar comprometidos para devolver así a los seguidores de nuestro trabajo la energía positiva, el optimismo y la vitalidad con la que alimentan nuestras ilusiones.

El segundo. Una de las lecturas que llegó a mis manos a lo largo del día trata la idea de que la medicina es más poderosa si se atreve a trabajar considerando definitivamente la conexión real que hay entre mente y cuerpo. Me parece una certeza tan grande que cuesta aceptar que sea tantas veces y tan gravemente ignorada. ¿Qué aprender? Deseamos considerar la conexión mente-cuerpo para ser más eficaces ayudando a las personas a vivir más plenamente.

El tercero. Durante la tarde fue maravilloso disfrutar de una sencilla sesión en la que enseñé a practicar a una paciente técnicas simples de respiración, relajación y visualización. Tres acciones potentes para el control emocional, la autogestión de constantes fisiológicas y el desarrollo de autoestima. ¿Qué aprender? Deseamos practicar activamente respiracion, relajación y visualización de modo regular.

Cooperar
Cooperar, ayudar, compartir… Acciones estimulantes que van directas a impulsar nuestra Autoestima

El cuarto y último suceso. También durante la tarde cooperamos activamente en unos minutos un compañeros psiquiatra y yo valorando posibles efectos secundarios adversos como consecuencia del uso de medicación antipsicótica y ansiolítica. Establecimos en la sesión el uso de técnicas congnitivo-conductuales para la gestión de la ansiedad reactiva al tiempo que observábamos la incidencia de la medicación en el estado emocional, cognitivo y conductual del paciente. La cooperación y la cordialidad fueron la tónica general del encuentro profesional. ¿Qué aprender? Deseamos cooperar con compañeros profesionales para hacer así más efectivo nuestro trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *