La Piedra (curiosidades que inspiran en Psicología)

Vivir hacia afuera (5 pasos hacia la generosidad y la felicidad)

Estudié y trabajo en Psicología, una ciencia que estudia los procesos mentales, las las percepciones y el comportamiento humano. Pero también una ciencia que encuentra la inspiración en insospechados territorios o curiosidades. Así empieza hoy mi artículo, con vocación inspiradora para muchos que buscan y encuentran en los pequeños detalles, grandes alianzas o soluciones…

Tan insignificante como inspiradora, os presento a: Mi Piedra.
Tan insignificante como inspiradora, os presento a: Mi Piedra.

Paseando recientemente por un camino me fijé en una pequeña piedra que llamó mi atención por su casi perfecta redondez. La tomé con mis dedos, la miré y la sentí mía. Mi piedra no es perfecta, ni especialmente hermosa, es una piedra vulgar, modesta. Es lo que podríamos llamar una auténtica piedra normal y corriente con forma redondeada.

Leer más

La silla y la tristeza

Reducir la ansiedad es fácil, en tres pasos
Angel
Imagen: Ángel

«No le cierres la puerta de tu casa a la tristeza, pero no le pongas una silla para que se quede a vivir contigo». Gracias por tu consejo, compañera Adela Castro (@ADelacasa7)

En su libro “Haz que cada mañana salga el sol”, Arancha Merino (@aranchamerino) nos enseña que “la tristeza auténtica es la que nos ayuda a percibir las pérdidas”. Lo que sucede a continuación es que nuestro cerebro se activa para producir ideas dirigidas a encontrar soluciones.

Leer más

Penélopes y Ulises

Distinguir pensamientos útiles de inútiles y negativos. Apostar por los positivos.

Amaneces un día más a fuerza de persistente despertador y noticiero radiofónico con del que canturreas inadvertidamente la tonada publicitaria, al que adivinas la temperatura media de la provincia para el día y al que contestas con tu saludo al saludo del periodista que te desea «a todas y a todos, muy buenos días». Abrir persianas y echar una mirada al cielo que se te ofrece es la primera acción voluntaria del día, después de ensimismarte indefinidamente echas a andar atravesando estancias hasta la cocina. Puedes olfatear el café incluso antes de poner el microondas para recalentarlo. La taza humeante calienta tus manos y tu interior silencio mientras paseas los pasillos pasando ante las puertas que resguardan a los hijos que pariste y criaste con amor, empeño y tiempo. Dejas de lado toda reflexión para desarrollar el programa previsto: arriba hijos, ropa, desayunos, libros, cuadernos, mochilas y meriendas escolares a toque de minutos medidos. Penélopes y Ulises

Tú, tu tiempo y nadie más en tu tiempo toda la mañana…

Leer más